Casas Ibáñez. Anfitrión 2015

Este año Casas Ibáñez  será la sede del XIII Encuentro Provincial de Clubes de Lectura de Albacete, una localidad que se sitúa al noroeste de la provincia, en el centro de la comarca de la Manchuela que significa  la Mancha entre ríos, Júcar  y Cabriel.

  • Click sobre la imagen para ampliar

  • Bien comunicado por la carretera nacional nº 322, a media hora de la capital, Albacete, y con el levante, pues está a hora y media de Valencia. Dentro de su término, en el monte de la Derrubiada, de incomparable belleza, encontramos el rio Cabriel que presume de ser el más limpio de Europa y baña el término de Casas Ibáñez marcando la frontera con Valencia. Desde sus riberas podemos contemplar el espectacular valle que forma el rio con sus meandros y sus típicos chozos, llegando a las antiguas centrales hidroeléctricas del Retorno y La Terrera que ahora son zonas de recreo, la fuerza que antes se usaba para obtener energía se utiliza ahora para el ocio.

    Si hacemos algo de historia diremos que los orígenes de lo que hoy es el municipio de Casas Ibáñez se remontan a los asentamientos del paraje Hoya Gualí en la Edad de Bronce. Y bajo el dominio romano estas tierras se incluyen dentro de la Hispania Citerior.
    En la época árabe la zona de Casas Ibáñez se encontraba escasamente poblada. Siglos más tarde, la reconquista la llevó a cabo Alfonso VIII en el año 1211. A finales del siglo XIV y principios del XV las tierras de esta comarca se encuentran dentro del Señorío de Villena.
    La primera mitad del siglo XVII fue para Casas Ibáñez de emigración y epidemias pero conforme se avanza en la segunda mitad se produce un aumento demográfico, con el que puede relacionarse la construcción del templo parroquial, donde estaba alojada la primitiva iglesia. Respecto a la ermita de la Virgen de la Cabeza, tenemos datos de su
    En los primeros años del siglo XIX Jorquera va perdiendo su poder sobre esta zona. Y con la creación de la provincia de Albacete, Casas Ibáñez pasa a ser cabecera de partido y se convierte en el núcleo de población de mayor peso específico de la comarca.
    Durante las Guerras Carlistas, Casas Ibáñez fue objeto de saqueos e incendios. Pero a partir de la Restauración, en 1875, y debido a la influencia de personajes notables de esta localidad en la política nacional y en la administración, Casas Ibáñez tuvo una gran influencia en todas las tierras limítrofes, realizándose bajo su gestión importantes obras públicas.

    Desde la distancia su silueta es inconfundible. Sobre la llanura manchega destaca la singular torre de la iglesia de San Juan Bautista del siglo XVII de estilo Barroco y cruz latina, obra del arquitecto Juan Ruiz Ris que situada en la Plaza de la Constitución es el monumento más importante de nuestro patrimonio arquitectónico, aunque el más representativo, sin duda, es el “Pirulí”, monolito situado en el parque de “Los pinillos” frente a la plaza de toros, y que tiene el honor de presidir el escudo de Casas Ibáñez, construido como homenaje al general Valdés, que aunque derrotado luchó por la libertad de nuestro pueblo durante las guerras carlistas.

  • Casas Ibáñez es un municipio integrador y acogedor donde se cuida mucho la calidad de vida sus habitantes pues cuenta con muchos espacios y programas municipales con los que nos ofrece una amplia oferta cultural, formativa y de ocio ya que cuenta con un gran teatro auditorio  de moderna construcción, una mítica sala de cine “El cine Rex”, un centro social que acoge a una amplia Biblioteca, la Universidad Popular y la Escuela de Música. Centros de formación de Enseñanza primaria y secundaria, así como un centro comarcal de educación de adultos, además de instalaciones deportivas e infraestructuras  bienestar social como la residencia de mayores, el centro de día  y un completo centro de salud.

    La localidad, cuenta con  una importante actividad económica basada en la agricultura , el comercio y la industria, ubicándose más de cincuenta empresas en su polígono industrial.

    La agricultura con un papel central en nuestra economía tiene en la vid su cultivo más importante con el que se producen unos extraordinarios vinos que se etiquetan bajo la denominación de origen “Manchuela” y cuya calidad ha sido reconocida  y premiada en muchas ocasiones, también el visitante puede disfrutar de las catas que se ofrecen para degustar y apreciar nuestros  mejores caldos.

    Casas Ibáñez actúa como centro administrativo y de servicios de la comarca y destaca su comercio con gran variedad de establecimientos incluyendo en estos los hosteleros y de ocio, con una amplia oferta debido al auge del sector turístico el nuestra localidad.

Print this pageEmail this to someoneTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Compartir...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *